La mayoría de las veces tenemos malos hábitos a la hora de bañarnos, ya que dejamos la regadera abierta mientras nos enjabonamos, lo que significa un gran desperdicio de agua.

Por esta razón en este artículo te compartimos algunos consejos para que optimices tu ducha y no desperdicies el vital líquido que necesitan todos.

Comencemos con las recomendaciones:

  • Cuando te estés enjabonando, cierra la llave.
  • Reemplaza tu regadera por una con sistema de ahorro de agua.
  • Incluso si tu regadera es ahorradora, toma baños cortos, porque el consumo puede ser de hasta 10 litros de agua por minuto.
  • Coloca una cubeta debajo de la regadera, mientras esperas que salga el agua caliente. Puede usar ese líquido para regar el jardín o lavar tu ropa.
  • Verifica periódicamente que los orificios de la regadera no estén obstruidos.
  • Revisa que las llaves detengan por completo la salida del agua al cerrarlas, en caso de que no, entonces debes cambiar los empaques o la llave completa.
Esperamos que estos tips te sean de utilidad, recuerda, el agua es para todos.

Artículo creado con información de homedepot.com