Sin agua el ser humano no podría vivir, ya que es un líquido que prácticamente mantiene el correcto funcionamiento de todo su organismo.

Por ejemplo, con el agua se logra una buena respiración, circulación, el funcionamiento de los riñones, la digestión, los sistemas de defensa, se hidrata la piel.

También con una buena hidratación los nutrientes son llevados por el torrente sanguíneo a todas las células, alimentando esas estructuras de modo que sean bien formadas.

Si tomas agua regularmente también tendrás piel, uñas y cabellos bien nutridos, además el vital líquido aumenta el volumen de la sangre, con este incremento los nutrientes contenidos serán mejor distribuidos y se eliminarán toxinas o el exceso de minerales como el sodio.

Así que ya lo sabes, tomar dos litros de agua diariamente, es la mejor medicina para evitar enfermedades.

Artículo realizado con información de Boavontade.com